• 08/04/2018
    • Más de 20.000 corredores han disfrutado en la prueba más conectada de la historia

    • Espectaculares victorias de los kenianos Naomi Jebet (1:09:56) y Ezrah Kiprotich Sang (1:02:37).

      Estrellas internacionales como Fermín Cacho, Abel Antón, Martín Fiz, Chema Martínez y Javier Gómez Noya, entre los participantes.

      Cerca de 1.000 corredores han llevado un tracker watch de Telefónica para localizar su posición en todo momento y permitir a los allegados seguir su carrera en tiempo real.

      La XVIII edición del Movistar Medio Maratón de Madrid, o trigésima si contamos las doce anteriores sobre la distancia de 20 km, se ha celebrado esta mañana con la participación de más de 20.000 corredores entre las dos pruebas: el medio maratón (21,097 kilómetros) y la Carrera Profuturo 5K.

      La lluvia, que amenazaba con estropear la fiesta, finalmente ha dado tregua a los runners que desde las 8:45 de la mañana han ofrecido un maravilloso espectáculo deportivo que ha reunido a atletas de élite con aficionados de diferentes edades, niveles y lugares de procedencia.

      Deportistas de 70 países distintos han tomado parte en el medio maratón, evento en el que el 89% de los corredores han sido españoles y el 11% extranjeros, con Reino Unido, Francia, Italia, Alemania y Estados Unidos como los países con mayor número de representantes.

      CERCA DEL RÉCORD FEMENINO

      En la prueba de medio maratón, con un 19% de mujeres inscritas, ha estado a punto de vivirse la celebración de un nuevo récord de la prueba y una mejor marca femenina en suelo madrileño, ya que Naomi Jebet se ha impuesto deteniendo el crono en 1:09:56, solo 16 segundos por encima del la actual mejor marca del Movistar Medio Maratón de Madrid, en poder de Cynthia Jerotich desde 2014 con 1:09:40. La keniana ha dominado con autoridad a las etíopes Bizunesh Getachew (1:10:32, a solo seis segundos de su mejor marca personal) y Hawi Magersa (1:13:07). Entre las españolas, las tres más rápidas han sido Azucena Díaz (1:13:31), Gema Martín (1:15:18) y Clara Simal (1:16:25). Díaz y Simal ya poseen la marca mínima para participar en la prueba de maratón del próximo Mundial de atletismo al aire libre, que se celebrará este verano en Berlín.

      En la prueba masculina ha vencido con facilidad el favorito, Ezrah Kiprotich Sang, de Kenia, que ha firmado un monólogo por las calles de Madrid, corriendo buena parte de la prueba en solitario para finalizar con 1:02:37. Tras él, en la meta ubicada en el Paseo del Prado, han entrado el marroquí El Hassan Oubaddi (1:03:40) y Samwel Kibiwot (1:03:42). El primer español en atravesar la línea de llegada ha sido Houssame E. Bennabou (1:06:13), algo cansado tras una dura temporada en la que brilló en el pasado Mundial de medio maratón celebrado en Valencia, donde logró su mejor registro personal (1:03:35). Le han acompañado en el “cajón” de españoles Javier Martínez (1:06:42) y el legendario triatleta, y ganador del Premio Princesa de Asturias de los Deportes en 2016, Javier Gómez Noya (1:07:54).

      Otro atleta de leyenda que ha hecho vibrar al público en la jornada de hoy ha sido Martín Fiz (1:16:45), que llegaba a la prueba ligeramente enfermo y que tan solo trataba de acumular kilómetros de calidad de cara a su importante cita en el Maratón de Londres (sexta y última prueba de su reto “Fiz Marathon Majors”). Fiz, campeón del mundo de maratón, no ha sido el único histórico en la prueba de 21,097 km, ya que Chema Martínez, que minutos antes había sido tercero en la prueba de 5 kilómetros, ha decidido completar las dos carreras, para deleite de los aficionados. En la Carrera Profuturo 5K han participado el mejor atleta español de todos los tiempos, Fermín Cacho, y el bicampeón del mundo de maratón, Abel Antón. Si a esto le añadimos que Carmen Valero, la mejor corredora española de todos los tiempos, se encontraba entre las personalidades que presenciaban el evento, podemos afirmar que la constelación de estrellas nacionales reunida hoy en el Movistar Medio Maratón de Madrid ha sido de sobresaliente.

      CARRERA PROFUTURO 5K. SOLIDARIDAD Y EDUCACIÓN

      En la Carrera Profuturo 5K, cuya salida ha tenido lugar veinte minutos antes que la del Movistar Medio Maratón de Madrid, los ganadores han sido Álex Jiménez y Marina Martín. Los podios los han completado Miguel Del Pozo, Chema Martínez, Rebeca Montes y Noelia García. Esta carrera está impulsada por ProFuturo, el proyecto educativo de la Fundación Telefónica y Fundación Bancaria “la Caixa” que tiene como objetivo proporcionar una experiencia educativa de calidad a más de 10 millones de niños en zonas vulnerables en 2020 y reducir así la brecha de la educación a nivel mundial. Actualmente, ProFuturo está presente en 23 países de África, América Latina y Asia.

      En su tercera edición, como indicábamos antes, ha contado con la participación de Abel Antón, Fermín Cacho y Chema Martínez, y ha logrado una recaudación de 18.000€, una cantidad que se destinará a la implementación de programas educativos en zonas vulnerables de cualquier rincón del planeta. La llegada a la prueba de Movistar como patrocinador principal ha convertido a esta tradicional cita en la carrera popular más conectada y tecnológica de la historia.

      LA CARRERA MÁS CONECTADA DE LA HISTORIA

      Uno de los objetivos principales de Movistar con el patrocinio de esta carrera ha sido poner a disposición de los corredores todas sus capacidades tecnológicas, especialmente las basadas en tecnología Internet of Things, (Iot).

      Como principal novedad, el área de Iot de Telefónica ha desarrollado un Tracker Watch, un dispositivo Iot que ha acompañado durante todo el recorrido a cerca de 1.000 personas, que pudieron acceder a él por sorteo. Este dispositivo, muy ligero y en formato reloj, funciona sin necesidad de llevar el móvil y proporciona multitud de ventajas al corredor: localización en tiempo real, botón del pánico en caso de incidencia o necesidad de asistencia, configuración de alertas en caso de movimiento, caídas o salidas de zona segura, batería de larga duración, resistencia al agua, localización indoor optimizada con WiFi tracking y Bluetooth, etc. El tracker lleva incluida una tarjeta SIM, lo que permite que esté siempre conectado. Así, el corredor tiene la tranquilidad de que sus allegados saben en todo momento dónde se encuentra y su grado de avance en la prueba.

      A lo largo del recorrido se han instalado varias pantallas de led de pixel pitch de 5 mm, de 2 x 1,68 metros, para mostrar imágenes relacionadas con la prueba y mostrar mensajes personalizados que han llegado a los corredores.

      Para los corredores de élite se diseñaron unos dispositivos ligeros que han transmitido en tiempo real dónde se encontraban y la velocidad a la que se han movido. Estos mismos dispositivos IoT se han implantado en las bicicletas que han acompañado a los líderes, en las liebres de la carrera y en determinados grupos de corredores, con el objetivo de completar la información que ha ofrecido la app. Esto ha mejorado el seguimiento de los atletas y ha ofrecido información muy relevante para que LUCA (la unidad “big data” de Telefónica) pueda analizar toda la información de los corredores y realizar estudios posteriores de ritmos según tramo de carrera, utilización de avituallamientos, ruta óptima etc. La carrera ha aplicado técnicas de reconocimiento facial de los corredores para asociar las fotografías a cada persona que haya disputado la prueba. De esta forma, aunque no fuera visible el dorsal, se pueden asignar a cada corredor aquellas instantáneas tomadas durante la prueba.

      NUEVO RECORRIDO, MÁS RÁPIDO

      Uno de los cambios más significativos de esta edición del Movistar Medio Maratón de Madrid 2018 ha sido el nuevo recorrido, ya que la meta se ha ubicado cerca de la salida, en el paseo del Prado, debido al cambio de normativa y ocupación del espacio en el interior del Parque del Retiro. El recorrido se ha mantenido prácticamente igual hasta la plaza de Castilla, se ha prolongado hasta “Cuatro Torres Business Area" y desde ahí hasta la meta ha sido prácticamente en bajada continua, lo que ha supuesto incluso un perfil menos duro y más asequible tanto para profesionales como para los populares. La esencia del recorrido se ha mantenido a excepción de la meta en el interior del parque.

  • << Volver